Descripción

« Yo os he elegido a vosotros, y os he destinado para que vayáis y deis fruto y que vuestro fruto permanezca. »
Juan 15,16

El camino de evangelización de La fraternidad Jesús-Pastor reúne a los jóvenes de 16 años y más. Estos jóvenes se reúnen una o dos veces por mes para compartir la Palabra de Dios, orar y adorar. Están comprometidos activamente en la viña del Padre, obrando en el Movimiento o en sus parroquias. Ellos aprenden a convertirse en discípulos del Señor Jesús-Pastor. La Palabra de Dios está en el centro de cada reunión de la fraternidad.

Además de las reuniones normales, jornadas de 24 horas son propuestas durante el año para vivir juntos momentos fuertes de Iglesia. Ejemplo : Navidad de Greccio, la Epifanía, Pentecostés, etc.

Los jóvenes que sienten un llamado especial a seguir a Jesús, único Pastor, y a entrar en su proyecto de amor sobre ellos, pueden comprometerse públicamente y recibir la Tau. La Tau anuncia la victoria del Señor sobre la cruz y recuerda la exigencia diaria de la conversión evangélica.

Formación

Las personas que acompañan La fraternidad Jesús-Pastor en su camino espiritual han recibido una formación específica sobre la espiritualidad y la pedagogía propia al Movimiento. Son adultos que se preocupan en transmitir su fe en Jesucristo y/o jóvenes adultos que participan desde hace varios años en « Las Ovejas de Jesús ». Tienen por nombre : « Pastores ».

La formación en el transcurso de los años se ha inspirado de la vida eclesial interiorizando los temas propuestos a la Iglesia universal.

Las reuniones preliminares introducen a los jóvenes en el espíritu de la fraternidad y presentan las formas possibles de pertenencia.

En el transcurso de esta formación, los jóvenes pueden recibir la Tau. Dos dimensiones de la vida eclesial han tomado importancia, progresivamente, en el transcurso de los años, la adoración eucarística y la misión.

Un año de Vida en abundancia

Para los jóvenes que sienten el llamado, es posible vivir un año de formación sobre la vida espiritual, comunitaria y apostólica en la casa Emmanuel (Québec – Canada), en la espiritualidad y según el carisma propio al movimiento. Este « año », comienza en setiembre y termina al final de mayo y toma el nombre de Vida en abundancia.

Regla de vida (Pasajes)

  • Los miembros de la Fraternidad se acogen personalmente como hijos e hijas amadas del Padre. Se acogen mutuamente como hermanos y hermanas en Jesús. Desean, por encima de todo, tener el Espíritu del Señor.
  • Toman a María en sus corazones como Madre y como Guía sobre el camino de la vida. Le tienen confianza y afección especial y lo muestran a través de la oración y la acción.
  • Francisco, el pobre de Asís, es un compañero privilegiado, quien a través de su ejemplo y su soplo, les invita a caminar con valentía y simplicidad sobre el camino del Evangelio.
  • A través de la apertura a las diferencias acogidas como riquezas complementarias, a través de la confianza en sí, en el otro y en Dios, a través de los perdones dados y recibidos, los miembros de la fraternidad aprenden a construir la unidad entre ellos. Hacen de la vida en fraternidad, el primer testimonio apostólico. La Eucaristía sella esta unidad.
  • Los miembros de la fraternidad participan en la misión de evangelización de la Iglesia a través del anuncio explícito de la Palabra respondiendo a los llamados que vienen de los lugares en dónde vive cada miembro o del movimiento de las Ovejas de Jesús a través del mundo.
  • Cada miembro, a través de la calidad de sus elecciones y de su presencia, decide de su forma de pertenencia a la Fraternidad.

Un año de Vida en abundancia con el Buen Pastor

Una vida en abundancia con el Buen Pastor

Para experimentar la vida en fraternidad y misionera según el carisma del movimiento Las Ovejas de Jesús ; Para descubrir los dones y los talentos recibidos y ponerlos al servicio del Evangelio ; Para discernir los llamados de Dios en su vida.

Una vida en abundancia en la casa Emmanuel

En un lugar de vida comunitaria e intergeneracional, Ofreciendo una formación humana y cristiana, con proyectos estimulantes.

Una vida en abundancia que pide…

Una apertura del corazón a la acción de Dios ;
Un deseo de hacer parte de la vida comunitaria y misionera de la casa Emmanuel ;
Una contribución financiera de 250$ por mes ;
Un poder asumir sus gastos personales ;
Una petición escrita, exponiendo sus motivaciones, presentada en el mes de mayo si es posible.

Emblema

  • En Jesús salvador está nuestra salvación. El Amor de Dios envuelve la tierra, la protege, la cura constantemente.
  • La tierra esta superpuesta de un símbolo franciscano que nos recuerda la exigencia de la conversión permanente a Cristo y al Evangelio.
  • Algunos continentes tienen forma de oveja. Esta representación nos recuera la misión que el Señor resucitado a confiado a la Iglesia : « Haced discípulos a todas las naciones ». Mateo 28,19.
  • La tierra en forma de corazón es el cumplimiento del lema : ¡ Ven Jesús, ternura para la tierra ! que un día será una realidad visible.
  • Los rayos simbolizan los latidos de su Corazón misericordioso.
fraternite_logo